TE AYUDAMOS A SALIR DE:

ASNEF – RAI -EXPERIAN – BADEXCUG

LLÁMANOS: 91 193 44 21

TE AYUDAMOS A SALIR DE:

ASNEF – RAI -EXPERIAN – BADEXCUG

LLÁMANOS: 91 193 44 21

¿TE ENCUENTRAS EN LISTAS DE ASNEF, EXPERIAN, CIRBE…?

Solucionamos los problemas que ocasiona aparecer en algún fichero de informes negativos, ya que proveedores y bancos hoy en día consultan las bases de datos y restringen el crédito a empresas y particulares que figuren en dichos registros como son: EXPERIAN, CIRBE, FIJ (Fichero de Incidencias Judiciales), ASNEF Y RAI.

En 3 pasos puedes salir de los Ficheros de Morosos:

PASO 1

Rellena nuestro formulario online para comenzar el proceso de solicitud de anulación de ficheros de morosidad (Asnef, Esperian, Rai, Cirbe, etc.).

PASO 2

Realiza el proceso asesorado por nuestros gestores especializados. Nuestros gestores te guiarán en todo el proceso de recopilación de información para tu solicitud de anulación.

PASO 3

Recibe el informe de Consulta y/o Cancelación de tus datos en los Ficheros de Morosos.

CONTÁCTANOS

Si una empresa con la que tienes una deuda te ha inscrito en ASNEF, tiene que informarte por correo certificado con un plazo mínimo de 30 días desde que te dio de alta en la lista.

DATOS DE CONTACTO

Correo electrónico

Teléfono

0
Horas
0
Días
0
Consultas
0
Expertos

Preguntas frecuentes

¿Tengo que pagar para saberlo?

No. Consultar por la situación de uno mismo es gratuito. Solo tendrás que probar que eres tú en persona el que realiza la solicitud, dando tu DNI y los datos que te pidan.

¿Alguien más podrá ver mi nombre en la lista?

Sí. Pero en general solo empresas. Además, es necesario pagar una cuota mensual, adherirse a la organización y cumplir unas normas, por lo que la gente “de a pie” no suele tener acceso. Ahora bien, las empresas adheridas que pagan esta cuota tienen derecho a preguntar quién está en la lista y también por qué.

¿Alguien más podrá ver mi nombre en la lista?

Sí. Pero en general solo empresas. Además, es necesario pagar una cuota mensual, adherirse a la organización y cumplir unas normas, por lo que la gente “de a pie” no suele tener acceso. Ahora bien, las empresas adheridas que pagan esta cuota tienen derecho a preguntar quién está en la lista y también por qué.

¿En qué puede perjudicarme estar en una lista de morosos?

Tendrás muchos más problemas para obtener un crédito, ya que el departamento de riesgo de las entidades prestamistas asumirá que concederte el préstamo conlleva un gran riesgo de impago. Además, ciertos bancos no permitirán, ni siquiera, el que abras una cuenta en ninguna de sus sucursales.

¿Entonces ya nadie me concederá otro préstamo?

Ningún banco te concederá un préstamo hasta que tu nombre no sea borrado de ASNEF, pero todavía puedes pedir dinero a prestamistas privados como Pepedinero (hasta 200 euros para nuevos clientes o 500 después), Cashper (hasta 500 euros), ViaSMS (hasta 300 euros para nuevos clientes o 600 después), o pedir un crédito usando tu casa como aval en El Prestador, SUizaINVEST o SF Gold, si necesitas ingresar grandes cantidades de dinero en 48 horas.

¿Qué puedo hacer para borrar mi nombre de ASNEF?

Pagar. La única manera de eliminar tus datos del fichero de morosidad es hacer frente a la deuda que contrajiste con la empresa. Mientras la deuda esté activa, tu nombre seguirá en la lista.

¿Seguiré apareciendo en otras listas de morosos, como RAI?

Dependerá de la cantidad de listas en las que te haya inscrito la empresa acreedora, aunque, en la mayoría de casos solo pueden meter tus datos en una. A pesar de ello, una vez ejecutada la deuda, la empresa debe encargarse de que tus datos sean de cualquier archivo de morosidad.

¿Cuándo pueden incluirme en un fichero?

En España existen diferentes ficheros de morosos; entre los más conocidos están Asnef, Experian o RAI. Para que tus datos aparezcan en estas listas no vale solo con que una empresa te exija dinero: es necesario que la deuda sea cierta, vencida, exigible y reclamada previamente por el acreedor. ¿Qué significa? “Tiene que existir una factura, haber pasado el plazo para pagarla y debe tratarse de un servicio que se ha solicitado y disfrutado. Además, hace falta que te hayan requerido el pago”.

Recuerda que cinco euros son suficientes para aparecer en un fichero. “No existe mínimo, pero lo cierto es que los acreedores pagan una cantidad ínfima por incluir a los deudores -30 céntimos de euro por cada uno-, siendo esta vía más económica que la judicial para reclamar la deuda”.

Incluir a los clientes en un fichero de morosos se está convirtiendo en una práctica habitual”, al resultar mucho más barata que pasar por los tribunales. El letrado recuerda que los ficheros están pensados para proporcionar una imagen de la solvencia del cliente. “Si te inscriben por una deuda grande, por ejemplo porque llevas meses sin pagar la hipoteca, entonces sí es un indicador; pero cuando los importes son tan pequeños no se pueden considerar como una señal de solvencia”.

¿Cómo sé si estoy en un fichero?

La empresa debe notificarte la intención de incluirte en un fichero, aunque no exista un plazo establecido para hacerlo. Esta comunicación es fundamental para que puedas ejercer tus derechos en materia de datos personales (los llamados derechos). El registro también debe avisarte, y en este caso tiene que hacerlo en los 30 días siguientes a la fecha de inclusión.

“Pero esto no ocurre en el 99% de los casos”. Hernández explica que las notificaciones se suelen enviar al domicilio que está registrado en el contrato que ha dado origen a la deuda, y las empresas no se preocupan de averiguar si la dirección ya no es la misma o si la persona ha recibido efectivamente el aviso.

El fichero es también el lugar adonde tienes que dirigirte -por buro fax, correo certificado, consulta online, etc…- para saber si tus datos están incluidos: el registro tiene que contestarte en 10 días y la solicitud no supone coste alguno, ya que está en tus derechos poder acceder a esa información. La respuesta debe contener todos los apuntes de morosidad que están a tu nombre, su cuantía, quién es el acreedor y la fecha de inscripción.

¿Cuáles son las consecuencias y cómo salgo?

Las empresas asociadas a los ficheros – compañías de suministro, telefónicas, aseguradoras, bancos, … – tienen acceso a tus datos y las consecuencias no se deben subestimar. “Los problemas van desde denegarte la portabilidad del móvil hasta que el banco te rechace un crédito”.

Si efectivamente tienes una deuda y la abonas, la empresa debe notificarlo al fichero para que la cancelación de tus datos sea inmediata. Sin embargo, tú también puedes comunicar al registro que has abonado el importe, remitiendo el comprobante junto con una copia de tu documento de identidad.

¿Y si no me sacan del registro?

Si consideras que tus derechos ARCO han sido vulnerados -cuando, por ejemplo, el fichero te niega el acceso a tus datos o la empresa insiste en querer cobrarte una deuda que no existe, y por eso no te da de baja del registro-, no te quedes de brazos cruzados.

Para denunciar debes entregar un escrito a la AEPD -organismo competente a dirimir las controversias en materia de protección de datos- que contenga tu nombre y apellido, domicilio, descripción de los hechos y petición, identificación de los presuntos incumplidores -se puede reclamar contra la empresa, el gestor del fichero o ambos- y toda la documentación que permita probar tu versión. La Agencia empezará un procedimiento que acabará con una resolución vinculante y dictará si tu petición es correcta y tus datos deben ser borrados.

Además, la AEPD es competente para sancionar a la empresa, con multas que pueden variar desde los 900 hasta los 600.000 euros, según el tipo de infracción y otros factores, como la reincidencia, la intencionalidad, etc… Pero ni un céntimo de ese dinero acabará en tus bolsillos. Para la indemnización hay que ir a los tribunales.

ficherosdemorosidad